PandaLabs aconseja siete pasos para que los niños naveguen seguros

Por ello, PandaLabs recomienda a los menores seguir esta sencilla guía:

1. Evita pinchar sobre enlaces sospechosos: Cuando estés hablando a través de programas de mensajería instantánea (como el MSN Messenger o cualquier Chat) o recibas un correo, no pinches nunca directamente sobre ningún vínculo. Si el mensaje o correo procede de una persona que conoces, teclea la dirección en la barra del navegador. Si procede de gente desconocida, directamente es mejor que lo ignores.

2. Es peligroso descargar o ejecutar archivos de procedencia desconocida: En muchas ocasiones habrás recibido a través de mensajería instantánea un mensaje de una persona que te invitaba a descargarte una foto, una canción o un vídeo. En ocasiones, ese archivo no habrá sido enviado por esa persona, sino por un programa malicioso que le ha infectado y que está tratando de extenderse a más usuarios. Por ello, lo mejor que puedes hacer es preguntar a tu amigo si de verdad te ha enviado algo. Si contesta que no, infórmale de que está infectado y que debe poner un mensaje en su nick que se lo haga saber a sus contactos, para que estos no se “contagien” también mientras él elimina el archivo dañino de su ordenador.

3. No hables con desconocidos: En los chats, redes sociales o en los sistemas de mensajería instantánea, nunca podemos tener una completa seguridad de quién está al otro lado, ya que no le vemos. Menos aún cuando se trata de comunidades on-line cuyos miembros no tienen ninguna relación previa entre sí. Por eso, procura no entablar amistad con desconocidos y mucho menos quedar con ellos en la vida real.

4. Evita proporcionar información confidencial a través de la Red: Nunca envíes información privada (datos como tu dirección, tu teléfono, etc.) a través de e-mail o mensajería instantánea y mucho menos aún la publiques en un blog o en un foro. Además, debes tener cuidado cuando creas tus perfiles para redes sociales como Facebook o Myspace, en ellos no deben figurar datos como tu dirección o tu edad. Además, es aconsejable que no emplees tu nombre real, sino un pseudónimo o “nick”.

5. Sospecha al menor indicio: Si algún programa que no recuerdas haber instalado comienza a mostrarte falsas infecciones o ventanas emergentes o pop-ups en los que se te invita a comparar algún tipo de producto, desconfía. Lo más seguro es que en tu equipo se haya instalado algún tipo de malware.

6. Navega acompañado: A la hora de hacer búsquedas en Internet es mejor hacerlo acompañado de un adulto para que te guíe y te aconseje dónde buscar. Siempre es más seguro acudir a fuentes fiables y oficiales que a webs desconocidas.

7. Habla con los mayores: Cuando tengas dudas sobre algún tema, veas algo sospechoso o recibas correos o mensajes ofensivos o peligrosos, habla con un adulto. Él podrá aconsejarte.

“La penetración cada vez mayor de las nuevas tecnologías en los hogares españoles; el temprano acceso de los niños al uso de Internet  y la brecha digital existente entre padres e hijos, hace que los menores se encuentren vulnerables frente a muchos peligros de Internet”, explica Luis Corrons, director técnico de PandaLabs, que añade: “es necesario asegurarnos de que nuestros hijos disfrutan realmente de la Red de forma saludable. Para ello, siempre recomendamos que haya la máxima confianza entre padres e hijos de forma que no haga falta una vigilancia exhaustiva, la relación se base en la confianza y así podamos estar todos tranquilos acerca de la actividad de los pequeños en redes sociales”.

Más información en www.pandalabs.com/es.