CAF dona recursos a Panamá para dar pronta ayuda en la emergencia por las inclementes lluvias

Como una forma de brindar pronta ayuda ante las lluvias que han azotado el territorio panameño en los últimos días, Enrique García, presidente ejecutivo de CAF –banco de desarrollo de América Latina– informó mediante carta al Presidente de la República, Ricardo Martinelli, que aprobó una donación de USD 50 mil a dicho país, con el objetivo de colaborar a través de los canales que el gobierno panameño establezca para ello. Además, en la misiva García puso a disposición de Panamá un préstamo de hasta por USD 100 millones, el cual se enmarca en el fondo recientemente creado por la Institución para atender situaciones de emergencia natural.

“Deseo expresarle a Usted y -por su intermedio- al pueblo de Panamá nuestra más sincera solidaridad ante las inclementes lluvias que han azotado al territorio nacional, causando sensibles pérdidas humanas y miles de damnificados”, expresó el Presidente Ejecutivo de la institución financiera multilateral, en su carta dirigida al Presidente Martinelli.

Nuevo fondo para ayudar a los países en situaciones de desastres naturales

En virtud del preocupante aumento en el número de desastres asociados a fenómenos naturales en la región, CAF creó recientemente una facilidad regional por USD 300 millones, que busca atender de forma inmediata las emergencias que se susciten, dentro de la cual se enmarca el préstamo por USD 100 millones que –en esta ocasión- la Institución puso a disposición de Panamá.

“Latinoamérica y El Caribe se han visto afectados en los últimos tiempos por desastres naturales con consecuencias sociales, ambientales y económicas que han impactado severamente a la región” explicó Enrique García.

García agregó que CAF apoya a sus países accionistas “de forma integral para la atención y prevención de emergencias a través de facilidades de financiamiento y recursos no reembolsables, como es el caso de las aprobaciones hechas recientemente a favor de Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Haití y Venezuela. La idea con esta nueva facilidad es agilizar la aprobación de operaciones para la atención inmediata.”

Entre los beneficios de esta facilidad están el financiamiento oportuno, la flexibilidad y la adaptación de las operaciones a las características técnicas definidas para cada operación concreta, ya sea que se trate de inundaciones, deslaves, incendios, terremotos, etc.

Con los recursos se podrán atender de forma primaria a los damnificados y restituir provisionalmente los servicios críticos, de acuerdo al criterio que cada gobierno estipule.