Mercado de aplicaciones móviles, una tendencia que está dando sus primeros pasos

¿Es el auge de las aplicaciones móviles una moda pasajera o una tendencia que marca el futuro? Hay quienes opinan que se trata de un negocio que no tiene futuro: muchos de los usuarios ya empiezan a notar cierta saturación y ni siquiera dan abasto para conocer las miles de aplicaciones disponibles en el mercado; hay quienes creen que es una moda que pronto va a concluir por no tener claro el modelo de negocio y porque mucha gente se está acostumbrando a lo gratis y no a pagar;  también hay quienes mencionan que no habrá red que resista la explosión de aplicaciones, usuarios y dispositivos que se conectan a la red haciendo un alto uso de banda ancha y que muchos de los operadores terminarán limitando el tema de las descargas a futuro, ya que no tienen incentivos para mejorarlas por no ser parte de este modelo de negocio y no faltan los que anticipan un final prematuro para este tema porque para los desarrolladores no será del todo claro trabajar creando aplicaciones para un mercado tan segmentado en el que conviven y rivalizan diferentes sistemas operativos y plataformas tecnológicas.

Quienes creen que las aplicaciones móviles es una tendencia que apenas está naciendo se basan en las cifras. Se trata de un ecosistema que nació hace apenas dos años con la App Store de Apple y que solo en los seis primeros meses de este año facturó cerca de 2.200 millones de dólares, según un reciente estudio presentado por la firma investigadora de mercados Research2Guidance (mismo estudio que pronostica que el mercado de las aplicaciones móviles superará los 17 mil millones de dólares en el 2013).

Alcatel-Lucent, con Las recientes compras de OpenPlug y ProgrammableWeb no solo se ubica como uno de los grandes jugadores y promotores del mercado de aplicaciones móviles a través de su modelo Application Enablement (o Habilitación de Aplicaciones), también se convierte en una señal de hacia dónde se va a mover este mercado en los próximos años.

El reto es para los desarrolladores
Bajo la sombrilla de Application Enablement, Alcatel-Lucent revoluciona el mercado de las aplicaciones móviles y también las fijas (en menor escala que las móviles pero con gran potencial de crecimiento). Mediante esta  estrategia la compañía pretende unir las fortalezas de los operadores y sus redes con la agilidad e innovación web ofrecida  por desarrolladores. El objetivo  de la compañía es que se dimensione este mercado y que cada una de las partes que intervienen en la cadena (empresas tecnológicas, de redes, los operadores, los desarrolladores y los usuarios) genere valor y obtenga los mejores dividendos por su participación. Lo anterior, crea un ecosistema en el que los operadores tendrán incentivos para potencializar la mejora de sus redes, poniendo a disposición del ecosistema funcionalidades que hoy nos están disponibles, permitiendo a los desarrolladores crear aplicaciones más sofisticadas (las actuales aplicaciones están limitadas por las redes “best effort” del Internet actual). Es la configuración hacia un modelo sostenible.
“Intentamos mejorar el modelo dándole participación en la cadena a los dueños de las redes y a los desarrolladores. El problema hoy es que las aplicaciones atraen cada vez mas usuarios a la red y a nuevos dispositivos (como el iPhone, iPad, teléfonos basados en Android, etc) desbordando la   capacidad de las redes, y si seguimos así, llegará el día en que éstas van a colapsar y los operadores, por no tener ninguna motivación, no van a invertir en infraestructura. Esto significa que el actual modelo de negocio de Internet no es sostenible en el largo plazo”, establece Gustavo Tonini, director de Soluciones de Alcatel-Lucent para Sudamérica.  
Con la adquisición de ProgrammableWeb y más recientemente de OpenPlug el turno para atender el llamado es para los desarrolladores. Los desarrolladores de aplicaciones (hoy hay mas de 20 mil desarrolladores usando ProgrammableWeb) lo usan para construir aplicaciones web y móviles destinadas tanto al gran público como a los profesionales y empresas. Es así como ProgrammableWeb contribuye a la formación de un ecosistema de proveedores de servicios, empresas y desarrolladores, e impulsa la creación de aplicaciones únicas que se basan tanto en las redes actuales (con sus limitaciones) como en el nuevo mundo de las comunicaciones móviles de banda ancha a través de LTE (redes de cuarta generación) que será la red sobre la que se basarán los desarrollos de aplicaciones mucho más avanzadas que hoy no pueden ser desarrolladas sobre las redes existentes.

Con OpenPlug, por su parte, se solucionan los problemas de plataforma para los desarrolladores, ya que este software ofrece la posibilidad de crear aplicaciones abiertas y robustas y en forma mucho más rápida (se ahorran hasta cinco veces lo que tardarían en crear una aplicación con el modelo tradicional).

El hecho de que los operadores de Telecomunicaciones entren en la cadena de valor de los contenidos y aplicaciones y puedan exponer funcionalidades de sus redes a desarrolladores externos, permitirá crear aplicaciones mucho más robustas que las actuales. Así, el mensaje para los desarrolladores es arriesgarse a usar funcionalidades de red que permitan crear aplicaciones que revolucionen los entornos empresariales, que brinden soluciones que impacten la productividad a gran escala y que revolucionen la forma en que los usuarios interactúan y aprovechan los avances tecnológicos.

“Si algo hay que decirles a los desarrolladores es que no desaprovechen esta oportunidad. No hay que tener miedo de trabajar en conjunto con los operadores. El año pasado, solo en Google se descargaron 1.200 millones de aplicaciones. Este es el futuro y este es el momento en que se define quiénes van a jugar en este mercado y es la oportunidad para que empresas Latinoamericanas de desarrollo de aplicaciones sean parte de este desafío”, destacó el representante de Alcatel-Lucent.