La CIRH solicita que se redistribuyan $990 millones y se asignen a prioridades de corto plazo: remoción de escombros, viviendas y salud

 
12 de enero de 2011 – Puerto Príncipe, Haití-  A un año del catastrófico terremoto de 7.2 grados que devastó Haití el 12 de enero de 2010, existen indicios de que se ha logrado un importante avance en las primeras etapas de reconstrucción en curso, según un informe de 40 páginas emitido hoy por la Comisión Interina para la Recuperación de Haití (CIRH), el organismo coordinador de las tareas de recuperación y reconstrucción. La CIRH, un foro exclusivo y sin precedentes de donantes y representantes haitianos que trabajan en forma conjunta, está copresidida por el primer ministro haitiano, Jean-Max Bellerive, y el ex presidente de los Estados Unidos, Bill Clinton.
 
El informe de la CIRH, "Haití un año después: El avance hasta la fecha y el camino que falta recorrer", ofrece una visión transparente y realista de los 365 días transcurridos desde el 12 de enero de 2010, que evalúa el progreso de la nación desde que se dio la destrucción y el estado de emergencia luego del terremoto. Mediante un claro panorama de las próximas etapas de reconstrucción, el informe describe el plan integral de la CIRH que abarca todos los sectores para la recuperación de Haití hasta octubre de 2011, fecha en la que finaliza el mandato de la CIRH.
 
“Un año después del terremoto, podemos afirmar que hemos progresado a pesar de los contratiempos ocasionados por posibles huracanes y un brote devastador de cólera", dijo el Sr. Clinton. "Pero sabemos que el verdadero trabajo recién ha comenzado. Al final de nuestro mandato, el éxito de la CIRH estará determinado no por la cantidad de proyectos que analizamos o por los aportes de los donantes, sino por la cantidad de personas que aprecien resultados tangibles en su vida".
 
De los cientos de proyectos presentados a la CIRH, desde que comenzaron las operaciones de la Comisión en junio de 2010, 74 han sido aprobados con un presupuesto de $3.000 millones; desde el Hospital State University hasta la remoción y procesamiento de escombros en Carrefour Feuilles, desde el refuerzo y la rehabilitación de hogares en vecindarios viables hasta nuevos mecanismos de créditos agrícolas para los granjeros haitianos. Para estar en consonancia con los planes del gobierno en el largo plazo, los proyectos aprobados ya han influido en la vida de miles de haitianos, y continuarán haciéndolo durante los próximos meses, mediante la creación de empleo, mejor educación y servicios de atención sanitaria, viviendas y construcción de infraestructura y mejoras a la comunidad. 
 
Según el reporte de la CIRH “Haití un año después”, un tercio de los más de 1,5 millones de haitianos desplazados por el devastador terremoto, han abandonado los refugios para volver a su hogar o reubicarse en una vivienda transitoria más segura, sólida y resistente.
 
De los $2,000 millones en programas aprobados, que serán desembolsados en 2010, $1,200 millones (63%) fueron canalizados hasta diciembre, lo que constituye una mejora sustancial si se lo compara con el 19% que se había desembolsado hasta principios de julio, según lo expresado por los copresidentes en una conferencia de prensa en la que se presentó el informe. 
 
“Debido a lo complejo de la situación en Haití, el camino de la recuperación es largo y arduo”, dijo el primer ministro Jean Max Bellerive. “Nos estamos moviendo lo más rápido posible con las tarea de reconstrucción en todos los frentes y, si bien gran parte del trabajo que se ha realizado todavía no puede ser apreciado por los observadores externos, estamos haciendo importantes avances teniendo en cuenta las circunstancias y las prioridades humanas”.
 
Avances hasta la fecha
Por ejemplo, los programas Cash-to-work (dinero por trabajo comunitario) han empleado 350,000 haitianos, lo cual inyectó $19 millones en la economía local. Un muestreo de otros proyectos mencionados en el informe indica que:
 
o Casi la mitad de los que fueron evacuados están fuera de las ciudades campamento y los 800,000 que faltan, se reubicarán en viviendas más seguras, sólidas y resistentes que antes de la contingencia como parte del plan a largo plazo dentro de la prioridad nacional.
o Solamente en el sector de atención sanitaria, proyectos por valor de $202,4 millones han sido aprobados y están en curso, incluida la reconstrucción del único Centro Médico Universitario de Puerto Príncipe, y un innovador centro de salud que se inaugurará en Mirebalais el año próximo.
 
o Las iniciativas para crear empleos están tomando impulso. Los proyectos de sectores privados aprobados y en trámite  incluyen un parque industrial que generará 60,000 puestos de trabajo directo y de tiempo completo.
o El proyecto de remoción y procesamiento de escombros en Carrefour Feuilles, que cuenta con un monto de $17 millones, demuestra la factibilidad de la remoción de escombros y su procesamiento para nuevos usos.
o Hasta diciembre de 2010, nueve proyectos por un monto aproximado de $192 millones han sido aprobados para el sector de viviendas.
 
Prioridades para el año 2011: Las donaciones deberán reasignarse a las prioridades de reconstrucción a corto plazo.
 
La CIRH fue creada el 21 de abril de 2010 en respuesta a la necesidad inmediata de coordinar los esfuerzos de recuperación y gestión transparente durante la etapa de crisis en Haití. Al operar bajo el mandato gubernamental, la CIRH funciona como un organismo de coordinación centralizado para acelerar los miles de esfuerzos de recuperación y coordinar a las agencias que participan en la monumental tarea de reconstrucción de Haití. La Comisión comenzó a funcionar en junio de 2010.
 
Los desafíos para dicha reconstrucción continúan siendo enormes. De los $2,010 millones prometidos por los donantes para 2010, solamente el 63,6% ($1.280 millones) fueron realmente desembolsados hasta noviembre de 2010. "Debemos darnos cuenta de que ningún plan puede avanzar más rápido que su financiamiento", dijo el primer ministro Bellerive. "Lo que es aún más importante es dicho financiamiento debe ser destinado a las prioridades de reconstrucción de corto plazo, en aras del bienestar de la gente de Haití. La CIRH está aquí para supervisar que lo que los haitianos esperan y merecen, sin duda alguna, realmente se cumpla".
 
Para lograr los objetivos propuestos, la CIRH calcula que se necesita reasignar $990 millones para cubrir prioridades inmediatas. Si bien todos los proyectos aprobados por la CIRH son importantes, el informe indica que no necesariamente abordan las prioridades más urgentes. Con el objeto de brindar un panorama más amplio sobre la necesidad urgente de que las donaciones se canalicen en su totalidad, sólo en el rubro de los escombros Haití necesita otros $160 millones para limpiar el 40% restante de Puerto Príncipe para octubre, mucho más de los $52 millones comprometidos hasta esa fecha por los donantes. 
 
La CIRH insta a los gobiernos extranjeros a que zanjen la brecha entre el financiamiento actual de donantes internacionales, destinada fundamentalmente a los proyectos de largo plazo, y la necesidad de financiamiento identificada por el gobierno de Haití para los proyectos a corto plazo. A modo de ejemplo, el informe solicita a los lectores que tengan en cuenta que un monto combinado de $500 millones está comprometido para la infraestructura de educación y transporte, mucho más de los casi $350 millones asignados a los siguientes tres sectores: remoción de escombros, vivienda y salud combinados.
 
Ante la pregunta sobre las razones de lo anterior, el primer ministro Bellerive dijo: “En parte por los procesos de aprobación interna de los donantes; en parte porque sólo $20,1 millones de los casi $200 millones disponibles en el Fondo de Reconstrucción de Haití no tienen restricciones (el resto está destinado a ciertos sectores o actividades de acuerdo con las preferencias de los aportantes); y en parte porque el trabajo de remoción de escombros simplemente no es atractivo ante los ojos de los donantes. La CIRH continuará su campaña de los últimos meses para lograr los ajustes necesarios de asignación de recursos por mutuo acuerdo con la comunidad de donantes”.
 
Al término de su mandato de 18 meses, la CIRH planifica fundamentar el avance actual con los siguientes resultados:
 
• Otros 400,000 haitianos reubicados de los campamentos en refugios más permanentes.
• Otros 4 millones de metros cúbicos de remoción de escombros.
• Construcción de 10 hospitales/clínicas.
• 30 hospitales/clínicas en construcción.
• 50% de la población con acceso a agua potable segura y servicios sanitarios.
 
Con las bases en marcha para lograr un Haití más fuerte y resistente, y el trabajo administrativo al día, el informe apela a los donantes, inversionistas y encargados de la implementación en ayudar para apresurar los esfuerzos de reconstrucción a través de un financiamiento acelerado de los proyectos existentes; el desarrollo de nuevos proyectos en línea con los objetivos estratégicos de la nación y la provisión de asistencia en especie mediante el personal y la experiencia técnica.
 
“A medida que nos acercamos al primer aniversario del terremoto, los donantes todavía tienen que cumplir con sus promesas de donación", dijeron los copresidentes. "La remoción de escombros y las viviendas siguen siendo las primeras prioridades, y la gente aún necesita empleos. Por lo tanto, imploramos a la comunidad internacional que honren sus donativos ahora y que orienten esos aportes a las necesidades prioritarias de corto plazo de Haití: viviendas, remoción de escombros, agua y servicios sanitarios, asistencia médica y educación. Esperamos que la gente cumpla con lo prometido y que no le vuelva la espalda a Haití en este momento crítico para su futuro”.
 
El informe, tal como sucede con todo el trabajo de la CIRH sobre la recuperación, contiene información pública y puede verse y descargarse en www.cirh.ht. Las personas interesadas en una versión en papel del informe pueden contactar a Denis Dufresne, director de Comunicaciones de la CIRH a denis.dufresne@cirh.ht.