Vandalismo deja sin servicios a VTV y 900 usuarios

La Empresa de telecomunicaciones del Estado venezolano coordina las labores para restituir el servicio a la sede principal del canal de todos, Venezolana de Televisión (VTV) en Los Ruices, que se vio afectado por causa de la quema intencional del armario de calle número 8 de la Central Cantv en Boleíta.

En horas de la madrugada de este sábado 19 de febrero un acto de vandalismo dejó sin servicio telefónico y de Internet a la televisora de todos los venezolanos, Venezolana de Televisión (VTV) al ser quemado de manera intencional un armario de calle de Cantv que surte a la planta televisiva.

De igual manera este hecho dejó sin servicio a 900 usuarias y usuarios del sector Los Ruices que también se sirve del armario de calle quemado.

Un equipo técnico y de seguridad de la empresa de Telecomunicaciones del Estado trabaja para devolver el servicio a VTV, canal perteneciente al Sistema Nacional de Medios Públicos, y para ahondar más en las causas del hecho junto a las autoridades competentes.

La Empresa de telecomunicaciones del Estado venezolano coordina las labores correspondientes, que contemplan la identificación y evaluación de los daños y la implementación de la logística necesaria para la ejecución de los trabajos que garantizarán la restitución total del servicio en el menor tiempo posible.

Es propicia la ocasión para recordar que Cantv como empresa del Estado venezolano brinda servicio de telefonía, alámbrica e inalámbrica a cerca de seis millones de usuarios y usuarias con lo que reafirma su compromiso de garantizar el servicio de telecomunicaciones a todas y todos los venezolanos.

Cantv ofrece disculpas a sus usuarios y usuarias por este imprevisto ajeno a sus operaciones cotidianas e informa que personal técnico trabaja de forma ininterrumpida para solventarlo lo antes posible; y que las autoridades están abocadas a identificar los autores de estos daños que no solo afectaron el servicio sino que socavan el derecho que tienen las venezolanas y los venezolanos a estar comunicados e informados.