¿Te gusta la fotografía? Toma fotos realmente artísticas fácil y con mucha diversión

Caracas, Venezuela – Marzo 21, 2011. Con los equipos análogos el capturar fotografías artísticas sólo se lograba mediante accesorios como los filtros, que no son más que láminas de colores que se colocan en los lentes o en el flash para conseguir efectos visuales como matices de luminosidad o de color, siendo un proceso muy laborioso debido a la instalación y desinstalación de dichos filtros.

Muy frecuentemente el fotógrafo terminaba perdiendo el momento perfecto, sin contar con que entre el equipo, lentes y accesorios la carga se vuelve bastante pesada.

Hoy en día, existen ya opciones más prácticas e innovadoras que te dan la posibilidad de lograr grandes efectos sin invertir mucho tiempo ni equipo. La primera de ellas fue desarrollada por la compañía Olympus que justamente los llamó Filtros Mágicos. Esta empresa fue también la primera que en su momento nos presentó funciones tan innovadoras como el Beauty Mode, que suaviza los detalles de la cara para dar un mejor aspecto, y la función Panorama.

Ahora con los filtros mágicos ya no necesitas tener ni cargar accesorios adicionales pues esta tecnología hace muy fácil obtener fotografías como las de un profesional. Comienza a crear tu historia y pasa de una imagen simple a una llena de magia.

Arte Pop. Realza e impregna la imagen de colores puros, brillantes y fluorescentes para crear retratos  impresionantemente reales y de gran impacto, con el Arte Pop de los años 60, que los convierte en verdaderas obras de artes.

Pin Hole. Te permite reducir el resplandor alrededor de una imagen, de manera que parece que tomaste tu foto a través del ojo de una aguja, esto pone la atención en el objeto del centro y logra una mayor conexión entre él y todas las personas que vean tu foto.

Ojo de Pez. No es otra cosa que el efecto que logras con uno de los lentes profesionales conocidos como “gran angular”, que hace las imágenes hemisféricas más anchas y aumenta el centro del cuadro.

Dibujo. Convierte tu foto en un dibujo delineado, es decir, como si fuera un bosquejo. Es especialmente atractiva para los niños, ya que puedan colorear sus fotos. Los arquitectos, ingenieros, creativos y diseñadores seguramente también la adorarán.