Las lluvias y el mal tiempo son el peor enemigo de su equipamiento electrónico, asegura Tripp Lite

Caracas, 28 de marzo, 2011— Bien se trate de un usuario del hogar, de un negocio pequeño, o un gran datacenter empresarial, todos sabemos que las adversidades del clima pueden ser desastrosas para el equipamiento eléctrico y electrónico de no estar protegidos.  En América Latina, por ejemplo, consumidores, comercios y empresas anualmente registran millonarias pérdidas en recursos y productividad asociadas a la temporada de lluvias y los temporales. Y aunque es imposible controlar el clima, muchos de estos problemas derivados de las tormentas pueden paliarse si se toman las precauciones necesarias.

Tripp Lite, un fabricante mundial líder en soluciones de protección de energía y conectividad sabe que las interrupciones improductivas y las pérdidas en equipos no tienen por qué ser una opción; por eso ofrece las siguientes consejos y sugerencias que le ayudarán a mantener sus equipos funcionando y a prevenir pérdida de datos y recursos durante la venidera temporada de lluvias y huracanes.

•           Para proteger contra sobretensiones en el caso de los electrónicos que no requieren respaldo de bacteria (SAI), verifique que su equipo esté conectado a un supresor de tensiones — y para protección adicional de los ruidos de línea (asociados con la estática en equipos de Audio/Vídeo y corrupción de datos)– puede adquirir un producto de supresión como  el Isobar®
•           Para la protección ante caídas súbita del voltaje (déficit de voltaje a consecuencia de la sobredemanda eléctrica) existen dos opciones: Primero, si su equipamiento admite o requiere respaldo de baterías UPS, usted puede usar acondicionadores de línea. Un acondicionador de línea, como los que ofrece Tripp Lite, emplea un sistema inteligente de detección de voltaje. Así, cuando el voltaje alcanza niveles específicos, el acondicionador corta o genera voltaje, según sea el caso, para llevarlo al nivel seguro y adecuado para el funcionamiento seguro de sus electrónicos conectados.  La segunda opción es utilizar un UPS del tamaño adecuado (a su carga y equipos) que tenga capacidades de regulación o acondicionador de línea.  Esta es la opción que debía usar para todos los equipos, desde una computadora de escritorio hasta un servidor. No sólo regula el voltaje dentro de rangos programados, sino que le sirve como respaldo de batería en caso de que el suministro eléctrico baje a niveles inferiores al correcto.
•           Un apagón (o blackout) es el corte total de la alimentación eléctrica. Para proteger su equipamiento sensible frente a un colapso y la pérdida de datos es imperativo que sus computadoras/servidores estén armados con un sistema UPS del tamaño/capacidad adecuados. Tripp Lite ofrece una amplia variedad de modelos UPS diseñados para un abanico de equipamiento, desde una portátil hasta sistemas más complejos que resguardan el funcionamiento de infraestructuras de datacenters. Este UPS (o SAI) le ayudarán a apagar paulatina y ordenadamente –y de modo seguro– todos sus sistemas, para darle tiempo a resguardar su información sin pérdida de datos ni que se afecten sus equipos

Invertir en estas precauciones puede agregar años de vida útil a su inversión en TI, ahorrándole tiempo, energía y recursos, como sus datos valiosos.