Legado legendario e innovación tecnológica: nuevo Rolex Cosmograph Daytona

El placer de conducir. La pasión por la mecánica. Sensaciones únicas de materiales nobles. Sin duda el nuevo Oyster Perpetual Cosmograph Daytona es un homenaje a los enamorados de la vida y de las cosas bellas. La persona que lleva este cronógrafo diseñado para la velocidad y el rendimiento, disfruta los placeres de la vida, de los paisajes, negociando de cerca cada movimiento.

Velocidad y deportes de motor

El Cosmograph Daytona, creado en 1963, está estrechamente vinculado a la velocidad y a los deportes de motor. Su movimiento cronógrafo puede medir periodos cortos de tiempo en una escala de un octavo de segundo, y la gradación taquimétrica de su bisel permite leer al instante la velocidad en una distancia dada. Este prestigioso cronógrafo, el preferido de los pilotos de carreras, debido a sus prestaciones, su fiabilidad y su legibilidad sin igual, lleva impreso en letras rojas sobre su esfera el nombre del más prestigioso circuito de carreras americano : « Daytona ».

Con su nuevo bisel monobloque CERACHROM negro en cerámica de tecnología punta, casi imposible de rayar e inalterable y mecanismo desarrollado en su totalidad por Rolex, esta nueva interpretación del Oyster Perpetual Cosmograph Daytona combina alta tecnología con un guiño histórico a su legendario legado. Su bisel negro, recuerda al del modelo de 1965. La graduación del bisel CERACHROM, de una perfecta legibilidad, se obtiene mediante un procedimiento patentado PVD de pulverización catódica magnetrón de una fina capa de oro rosa.

Este cronógrafo de alta precisión certificado por el Control Oficial Suizo de Cronómetros (COSC) está motorizado por el calibre 4130 introducido en 2000, un movimiento dotado de rueda de pilares y embrague vertical entera-mente diseñado y fabricado por Rolex. Su revolucionaria arquitectura, fruto de años de investigación, le confiere una complejidad reducida y una fiabilidad claramente mayor. Este calibre, máximo exponente de la innovación Rolex, está equipado con una espiral PARACHROM con curva Breguet, forjada en una nueva aleación desarrollada y fabricada por Rolex, que la hace insensible a las perturbaciones magnéticas y hasta diez veces más resistente a los golpes.

La sofisticada estética de este nuevo modelo viene subrayada por los materiales nobles que lo recubren. La caja Oyster es de la aleación de oro EVEROSE de 18 quilates fabricada por Rolex, su esfera chocolate o marfil con indi¬cadores de oro y su cómoda correa en piel negra de aligátor con hebilla desplegable y cierre de seguridad de oro EVEROSE de 18 quilates