Intel anuncia aumento de un 16% en el dividendo trimestral en efectivo

SANTA CLARA, California, mayo de 2011 – Intel Corporation anunció que su Junta Directiva aprobó un aumento de un 16% en el dividendo trimestral en efectivo, que pasa a ser de US$ 21 centavos por acción (US$ 84 centavos por acción sobre una base anual), comenzando por el dividendo que se declarará en el primer trimestre de 2011.

Este anuncio es el segundo aumento del dividendo en los últimos 6 meses. Intel había incrementado anteriormente el dividendo en un 15% en noviembre de 2010. El pago de dividendos por parte de Intel se ha incrementado a una tasa compuesta de crecimiento de un 33% anual (CAGR) desde el año 2003, en comparación con la tasa de crecimiento de un 6% durante el mismo período del ranking Standard & Poor (S&P) 500.

"La demanda mundial por cómputo sigue aumentando a un ritmo muy rápido y pone a Intel a camino de un crecimiento de los ingresos de más de un 20% este año, lo que supondría otro año récord para la compañía", dijo Paul Otellini, presidente y CEO de Intel. "El crecimiento actual y proyectado de Intel está generando un flujo de caja fuerte, lo que nos permite seguir aumentando nuestro dividendo. Estamos cumpliendo nuestro compromiso de devolver efectivo a los accionistas con el incremento de los dividendos anuales, que ya equivale a más de cinco veces el del índice S&P 500".

Además de aumentar el dividendo en más de un 30% en los últimos 6 meses, Intel también aumentó el límite de autorización de recompra de acciones por un adicional de US$ 10.000 millones en enero, con lo que el monto total de la autorización de recompra de acciones extraordinaria asciende a US$ 14.200 millones. En el primer trimestre de 2011 Intel utilizó US$ 4.000 millones del total de la autorización de recompra de acciones. Desde el programa de recompra de acciones de la compañía que comenzó en 1990 y hasta el final del primer trimestre de 2011 Intel recompró aproximadamente 3.600 millones de acciones, a un costo de aproximadamente US$ 74.000 millones.

Intel comenzó a pagar un dividendo en efectivo en 1992 y ha pagado aproximadamente USD 22.000 millones a sus accionistas en dividendos. Los dividendos en efectivo de Intel para el año 2010 ascendieron a aproximadamente US$ 3.500 millones.

Tomados en conjunto desde su creación, el programa de dividendos y el de recompra de acciones de Intel les ha dado alrededor de USD 96.000 millones a los accionistas.
 
Factores de riesgo

• Las declaraciones anteriores y otras en este documento relacionadas con planes y expectativas para el tercero y cuarto trimestres segundo, el año y el futuro son declaraciones a futuro, que implican varios riesgos e incertidumbres.

• Palabras como "anticipa", "espera", "pretende", "planea", "cree", "busca", "estima", "puede", "hará", "debería" y sus variaciones identifican las declaraciones a futuro. • Las declaraciones que se refieren o se basan en proyecciones, eventos inciertos o supuestos también identifican declaraciones a futuro.

• Muchos factores podrían tener impacto sobre los resultados reales de Intel; y las variaciones con relación a las expectativas actuales de Intel relacionadas con dichos factores podrían implicar que los resultados reales difieran materialmente de los expresados en estas declaraciones a futuro. Intel actualmente considera que los siguientes son los factores importantes que podrían causar que los resultados reales difieran materialmente de las expectativas de la corporación:

• Las declaraciones de dividendos y la tasa de dividendo son determinadas a discreción de la Junta Directiva de Intel; y los planes de dividendos futuros pueden ser revisados por la Junta Directiva. El programa de dividendos de Intel podría verse afectado por cambios en los resultados operativos de Intel, sus programas de gasto de capital, los cambios en sus flujos de efectivo y cambios en las leyes fiscales, así como por el nivel y el calendario las actividades de inversión y adquisición.

• La demanda podría ser diferente de las expectativas de Intel debido a factores que incluyen cambios en las condiciones económicas y de los negocios, incluyendo restricciones del suministro y otros trastornos que afecten a los clientes; la aceptación por parte del cliente de los productos de Intel y de los competidores; cambios en los patrones de pedidos de los clientes, incluyendo cancelaciones de pedidos, y cambios en los niveles de inventarios de los clientes.

• Trastornos potenciales en la cadena de suministros de alta tecnología como resultado de la reciente catástrofe en Japón podrían ocasionar que la demanda por parte de los clientes difiera de las expectativas de Intel.

• Intel opera en industrias intensamente competitivas, que se caracterizan por un alto porcentaje de costos que son fijos o difíciles de reducir a corto plazo y por una demanda de productos que es altamente variable y difícil de pronosticar. Los ingresos y el porcentaje de margen bruto se ven afectados por el momento de lanzamiento de los productos de Intel, la demanda por los mismos y su aceptación en el mercado; las medidas adoptadas por los competidores de Intel, incluyendo ofertas y lanzamientos de productos, programas de marketing, presiones sobre los precios y la respuesta de Intel a tales acciones; y la capacidad de Intel de responder con rapidez a los avances tecnológicos e incorporar nuevas características a sus productos.

• El porcentaje de margen bruto de la compañía podría variar significativamente con relación a las expectativas basadas en la utilización de la capacidad; las variaciones en la valoración del inventario, incluidas variaciones relacionadas con el momento de la cualificación de productos para la venta; los cambios en los niveles de ingresos; la mezcla de productos y el establecimiento de los precios; el tiempo y la ejecución de la rampa de manufactura y los costos asociados; los costos iniciales; inventario en exceso u obsoleto; cambios en los costos unitarios; los posibles defectos o trastornos en el suministro de materiales o recursos; la calidad de fabricación y los rendimientos de los productos, y los deterioros de activos de larga duración, incluyendo los activos de fabricación, ensamblaje/pruebas e intangibles.

• Los gastos, especialmente ciertos gastos de marketing y compensación, así como los cargos por reestructuración y deterioro de activos, varían en función del nivel de demanda de los productos de Intel y del nivel de ingresos y ganancias.

• La expectativa de tasa efectiva de impuestos de la compañía se basa en la legislación fiscal y en los ingresos esperados actualmente. La carga tributaria puede verse afectada por las jurisdicciones en las que los lucros están determinados como percibidos y gravados; cambios en las estimaciones de los créditos, beneficios y deducciones; la resolución de cuestiones derivadas de las auditorías fiscales de diversas autoridades fiscales, incluido el pago de intereses y multas; y la capacidad de realizar activos tributarios diferidos.

• Las ganancias o pérdidas de valores de capital e intereses y otros podrían variar con relación a las expectativas en función de las ganancias o pérdidas en la venta, el intercambio, el cambio en el valor justo o deterioros de la deuda y de inversiones en acciones; las tasas de interés; los saldos de caja y cambios en el valor razonable de instrumentos derivativos.

• La mayor parte del balance de la cartera de inversiones en renta variable no comercializables de Intel se concentra en empresas del segmento de mercado de memoria flash; la disminución de este segmento de mercado o cambios en los planes de manejo con respecto a las inversiones de Intel en este segmento de mercado podrían resultar en cargos por deterioro significativos e impactar como cargos de reestructuración, así como ganancias o pérdidas en inversiones de capital e intereses y otros.

• Los resultados de Intel podrían verse afectados por condiciones adversas de carácter económico, social o político o por las condiciones físicas/de infraestructura en países en los que Intel, sus clientes o sus proveedores operan, incluidos conflictos militares y otros riesgos de seguridad, desastres naturales, colapsos de infraestructuras, problemas de salud y fluctuaciones en las tasas de cambio de divisas.

• Los resultados de Intel podrían verse afectados por el calendario de cierre de adquisiciones y por desinversiones.

• Los resultados de Intel podrían verse afectados por efectos adversos asociados con defectos y erratas (desviaciones de las especificaciones publicadas) en la producción, así como por litigios o cuestiones de regulación relacionadas con la propiedad intelectual, los accionistas, los consumidores, las leyes antimonopolio y otras cuestiones, tales como litigios y asuntos reguladores descritos en los informes que Intel registró en la SEC. Un fallo desfavorable o una orden judicial que nos prohibiese fabricar o vender uno o más productos, se opusiese a prácticas empresariales específicas, afectase a la capacidad de Intel para diseñar sus productos o requiriese otras soluciones, tales como licenciar obligatoriamente propiedad intelectual, podría causar daños monetarios.

• Una discusión detallada de estos y otros factores que podrían afectar a los resultados de Intel está incluida en los documentos registrados por Intel en la SEC, incluyendo el reporte en el formulario 10-Q para el trimestre fiscal finalizado el 25 de septiembre de 2010.