Fotografías de niños con diversión y llenas de sonrisas

Caracas, Venezuela – Julio 12, 2011. ¿Sientes que es difícil capturar la esencia y la picardía de los pequeños? Por más que lo intentas pareciera imposible evitar las sonrisas forzadas o exageradas que muchos niños han aprendido a poner cada vez que se dan cuenta de que hay una cámara cerca; pero siguiendo estos fáciles consejos de Olympus descubrirás lo sencillo que será y además pasarás grandes momentos de diversión.

1. Atráelos. No le pidas que “mire al pajarito” o “sonría a la cámara”. Es mejor pasar algún tiempo conversando, riendo y bromeando, mientras mantienes la cámara en mano. Una vez que lo veas cómodo y relajado, empieza a buscar esas expresiones espontáneas y prepárate a disparar.

2. Mantén la conexión. Practica usar el Live View o bien evita mirar tu cámara, de forma que puedas ser más discreto cuando dispares. Con bebés, es buena idea sujetar la cámara junto a tu rostro para hacer contacto visual con el bebé y lograr al mismo tiempo que mire a la cámara.

3. Dispara, dispara y sigue disparando. Mantén el obturador presionado, aun cuando sepas que algunas tomas no están quedando bien. A todos los modelos les gusta sentir que están haciendo un gran trabajo y eso es aún más importante con los niños. Mantener un ritmo constante de disparo es una gran manera de aumentar la confianza de tu sujeto.

4. Destaca lo positivo. No digas cosas como “Eso no está bien” o “No lo hagas así”. Mejor di “Maravilloso, ahora probemos de esta otra manera”. Muestra emoción y entusiasmo por todo lo que hagan y verás que ellos también se contagiarán de entusiasmo y tus fotos se verán mucho mejor.

5. Sigue la corriente. No te enganches en visiones preconcebidas de cómo te gustaría que lucieran tus fotos. Deja que el niño tome protagonismo y prepárate a seguirlo donde sea que eso te lleve. Obtendrás muchas mejores tomas si no intentas forzar las poses.

6. Retos y ánimos. A los niños les gusta jugar, que les ofrezcan retos y ganar. Así que en lugar de decir cosas como “Ven y siéntate en esta piedra”, prueba “A que no puedes escalar esa roca”, luego anímalo cuando lo haga y toma la foto de la celebración.

7. Hazlo divertido. Si estás estresado, el niño lo sentirá y la colaboración saldrá huyendo por la ventana. En el momento en que el niño y tú dejen de divertirse, es mejor descansar. Asegura la diversión jugando con el niño creando momentos espontáneos. Convertirte en su aliado de travesuras es una buena manera de despertar su confianza, sin que el pierda el sentido de quien manda.

8. Lo gracioso debe aflorar. Tomen turnos para hacer gestos graciosos, cruzar los ojos o tocarse la nariz con la punta de la lengua. Captura los gestos, pero no te pierdas las carcajadas que vendrán justo después.

9. Lleva tu cámara a todas partes. No dudes en llevar siempre contigo la cámara pues así no te perderás de capturar el momento perfecto de los pequeños justo cuando se están divirtiendo.

10. Creando buenas fotos. Es recomendable utilizar la cámara en modo P (Program) ya que tú seleccionas la cantidad de luz, y la cámara automáticamente seleccionará sus valores.

11. Cuando quieras fotografiar niños. Es importante que captures emociones reales, por ello lo primordial para lograrlo es que disfrutes y rías cada instante creando juntos emotivas convivencias.

*Las especificaciones, precios y el diseño están sujetos a cambios sin previo aviso u obligación por parte del fabricante. Todas las marcas registradas mencionadas aquí son propiedad de sus respectivos dueños © 2011 Olympus Imaging América Inc.