Nuevo estudio cuantifica el impacto de la velocidad de banda ancha en PIB

• Investigación conducida por Ericsson, Arthur D. Little y la Universidad de Tecnología Chalmers confirma que el incremento en la velocidad de banda ancha contribuye significativamente al crecimiento económico
• Efectos positivos provienen de procesos automatizados y simplificados, el aumento de la productividad, así como mejor acceso a servicios básicos como educación y salud

Un nuevo reporte, conducido conjuntamente por Ericsson (NASDAQ:ERIC), Arthur D. Little y La Universidad de Tecnología de Chalmers en 33 países miembros de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), cuantifica el impacto aislado de la velocidad de banda ancha y muestra que duplicar la velocidad de banda ancha incrementa el PIB en un 0.3%.*   

Un 0.3 por ciento de crecimiento del PIB en la región de la OCDE es equivalente a 126 mil millones de dólares. Esto corresponde a más de una séptima parte del promedio de la tasa de crecimiento anual de la OCDE en la última década.

El estudio también muestra que duplicaciones adicionales de velocidad pueden generar un crecimiento superior al 0.3 por ciento (por ejemplo, cuadruplicar es igual a un 0.6 por ciento de estímulo del crecimiento del PIB).

Tanto la disponibilidad de banda ancha y la velocidad son impulsores importantes en una economía. El año pasado Ericsson y Arthur D. Little concluyeron que por cada aumento de 10 puntos porcentuales en la penetración de banda ancha, el PIB se incrementa en 1 por ciento. 

Este crecimiento se debe a una combinación de efectos directos, indirectos e inducidos. Los efectos directos e indirectos proporcionan de un corto a un mediano estímulo a la economía. El efecto inducido, que incluye la creación de nuevos servicios y negocios, es la dimensión más sostenible y podría representar hasta un tercio del crecimiento del PIB mencionado.

“La banda ancha tiene el poder de estimular el crecimiento económico mediante la creación de eficiencia para la sociedad, negocios y consumidores”, dice Johan Wibergh, Responsable de la Unidad de Redes de Ericsson. Abre las posibilidades para más servicios avanzados en línea, servicios públicos más inteligentes, teletrabajo y telepresencia. En el cuidado de la salud, por ejemplo, se espera que las aplicaciones móviles serán utilizadas por 500 millones de personas”.   

Durante una conferencia magistral en el Broadband World Forum 2011 en París, Wibergh mencionó: “Esperamos un gran aumento de la estimación actual de alrededor de mil millones de personas con acceso de banda ancha, a 5 mil millones en 2016, la mayoría de los cuales tendrán banda ancha móvil. Conectividad y banda ancha son sólo un punto de partida para nuevas formas de innovar, colaborar y socializar”. 

Erik Almqvist, Director en Arthur D. Little, menciona: “Hasta ahora ha habido una ausencia de hechos concretos que investiguen los efectos de la velocidad de banda ancha en la economía. Este estudio empírico único podría ayudar a los gobiernos y a otros tomadores de decisiones en la sociedad a hacer compensaciones y elecciones de política más correctas”.

“Estos resultados se han obtenido utilizando métodos científicos rigurosos donde la dirección de causalidad, calidad de datos y niveles de significación han sido apropiadamente probados”, menciona Erik Bohlin, Profesor de la Universidad de Tecnología de Chalmers. “Los resultados de este estudio apoyan políticas gubernamentales que reconocen y promueven la importancia de la banda ancha”.

Este estudio es el primero en su tipo que cuantifica el impacto económico del incremento en la velocidad de banda ancha en un método científico completo a partir de datos públicos disponibles.