Jóvenes Venezolanos desarrollan tecnología de alta calidad

De la mano de estudiantes de la USB y con el apoyo de Funindes

Desde el año 2005 se está llevando a cabo el proyecto de creación de diversos prototipos de carros solares. De esta manera, se busca concebir iniciativas que garanticen un crecimiento sustentable del país

Venezuela es conocida como un país amante de la tecnología y consumidor de ella. Diariamente salen al mercado implementos innovadores que llaman la atención del público nacional, con opciones que años atrás era prácticamente imposible imaginar. Gran parte (o la mayoría) de estas creaciones son inventadas en el exterior; sin embargo, hoy en día emprendedores criollos han demostrado que en el país también se puede desarrollar tecnología de punta.

El profesor Sergio Díaz, representante dela Fundaciónde Investigación y Desarrollo dela Universidad SimónBolívar (Funindes), afirma que “el proyecto del vehículo solar, que participó recientemente en una competencia internacional, surgió en el año 2005, de la mano de un grupo de estudiantes dela Universidad SimónBolívar (USB), asesorados por profesores dela USB”.

La iniciativa nació del interés por ser parte activa en concursos internacionales, con invenciones tecnológicas de alto desempeño. Desde su creación, el proyecto ha estado abierto a la intervención estudiantil, lo que ha generado que alrededor de 60 alumnos de diversas carreras hayan contribuido con el diseño y su mejoramiento.

Carlos Mata, Presidente dela Agrupación Solar, explica que “desde sus inicios hasta la fecha se han creado dos prototipos. El primero, llamado Araguaney en honor al árbol nacional, y el segundo, denominado Käi por el dios wayúu del sol. Sin embargo, sus principales diferencias son el tamaño y el peso de los automóviles. El último modelo posee un motor más avanzado y pesa casi la mitad del anterior. Adicionalmente, el lugar donde se encuentran las celdas solares mide alrededor de dos metros cuadrados, en contraposición con seis metros cuadrados del creado previamente”.

Como era su meta, han participado en dos competiciones. Asistieron en el año2007 ala “Panasonic World Solar Challenge” en Australia y en el2012 ala “Carrera Solar Atacama” en el desierto chileno cuyo nombre da honor al evento. En este último “se corrió con el Käi alcanzando el quinto puesto, lo que significó una gran victoria, ya que el equipo ganador contaba con un presupuesto 10 veces mayor”, comenta el estudiante.

El representante de Funindes, explica que se evidenció la capacidad de estos jóvenes en crear proyectos ambiciosos y futuristas, que lleven el desarrollo hacia tecnologías limpias que no generen contaminación, no dependan de combustibles fósiles, ni de generación de electricidad que implique intervención en el ambiente.

 “Lo más relevante de la creación de estos proyectos para el país es el producto que ofrecen: ingenieros formados con los conocimientos y las habilidades necesarias para desarrollar tecnologías de calidad. Además, poseen la actitud adecuada para generar innovaciones y están seguros que lo pueden hacer en Venezuela y obtener los mismos resultados que se consiguen en el exterior”, asegura también el catedrático Díaz.

Asimismo, Mata asevera que “para un futuro cercano nos planteamos mejorar lo que logramos durante el 2012. Por ello, queremos diseñar un nuevo prototipo superior a los ya existentes y mejorar el segundo para realizar diferentes pruebas.  Este es un proyecto que apenas comienza y nos ha enseñado lo que es el mundo laboral, con una filosofía ambientalista que se enfoca en aprovechar la energía que obtenemos del sol de la manera más eficiente posible”.

De este modo, se seguirán creando iniciativas que ayuden a garantizar un desarrollo sustentable –que sea social y amigablemente responsable– en el país. Aprovechando  el capital humano capaz y emprendedor con el que cuenta Venezuela, el panorama tecnológico tiene grandes perspectivas en los años venideros.