Fuerte Protección contra el Fraude como Estrategia de Marketing

Desplegar protección contra fraude por niveles es un deber de las instituciones financieras con el fin de proteger a sus usuarios, cumplir con las regulaciones y reducir las pérdidas por fraude. Esto es bueno tanto para el usuario como para el negocio, y les facilita un poco más la vida a los administradores de fraude y a la gerencia ejecutiva. Pero algunas veces, durante el proceso de gestión no se tiene en cuenta que la fuerte protección contra fraude también es buena para el área de marketing.

Bryan Jardine, Product Manager de Easy Solutions

Bryan Jardine, Product Manager de Easy Solutions

Obviamente, el titular de una brecha perdura bastante tiempo después de un evento de fraude, así que la fuerte protección contra fraude puede evitarles a los equipos de marketing el dolor de cabeza que representaría desarrollar estrategias para cambiar la percepción de los usuarios después de un incidente. Pero por ahora, ignoremos ese aspecto de fraude y marketing y enfoquémonos en formas más positivas en que la protección contra fraude puede influir en la estrategia de marketing.

En un estudio hecho el año pasado por Cognizant and Monitise, el 71% de los encuestados indicaron que las características de seguridad fueron “muy importantes” al momento de elegir o cambiar de banco. Esto representa una gran oportunidad para los equipos de marketing que pueden comunicar efectivamente su estrategia de fraude de forma clara y concisa.

El hecho es que la mayoría de los usuarios ignorarán términos comunes en la industria como doble factor de autenticación, así que es importante transmitir estos conceptos sin caer en un vocabulario estándar. Si bien no podría estar interesado en la validación por doble factor en tiempo real de transacciones riesgosas, me gustaría recibir una notificación instantánea en mi smartphone si mi banco nota alguna transacción sospechosa. A pesar de que usted o yo podemos saber que estos ejemplos son más o menos lo mismo, un mensaje claro es la clave para ganar nuevos clientes con ideas sobre seguridad adicional.

“Oye, tienes un smartphone, ¿te gustaría tener la capacidad de recibir notificaciones instantáneas en el momento que pensemos que alguien está husmeando en tu cuenta? Eso está incluido en nuestra app”.

Algunas compañías incluso están llevando esto más allá al mostrar claramente estos conceptos en comerciales y publicidad en Internet. American Express ha hecho esto brillantemente pues sus videos en YouTube destacando sus alertas de fraude en tiempo real se han visto ¡más de 8 millones de veces! Discover Card también tiene comerciales destacando su protección contra fraude.

Muchos bancos también usan las redes sociales para hablar de sus esfuerzos de protección contra fraude e instruyen a los usuarios acerca de nuevos fraudes. Por ejemplo, el mes pasado Bank of the West publicó un blog que incluía “6 consejos para protegerse de una nueva amenaza: el disfrazamiento”. Los bancos más pequeños y las uniones de crédito también están aprovechando esta tendencia, muchos publican tweets con consejos que van desde cómo proteger su identidad hasta protegerse del fraude móvil.

En Easy Solutions, hemos visto a nuestros clientes aplicar este enfoque en impresiones publicitarias tradicionales, separándose de la competencia al ofrecer más transacciones seguras. Este enfoque es válido, y es uno de los que los usuarios están adoptando con mayor medida. Tan solo en julio pasado, American Banker publicó un artículo llamado “Consumidores Se Sienten Más Cómodos con Esfuerzos de Protección de Fraude”, en el cual reporta que los consumidores están dispuestos a aceptar cierto nivel de incomodidad debido a los esfuerzos de su banco para protegerlos del fraude.

Si se ejecutan correctamente, las estrategias de marketing enfocadas en la protección de fraude pueden usarse como un diferenciador con respecto a otras organizaciones similares. Por lo tanto, es importante que los equipos de marketing estén al tanto de nuevas tendencias de seguridad y sean capaces de comunicar claramente cómo trabajan las tecnologías al ser adoptadas por un departamento de fraude. Para las organizaciones de marketing que puedan hacerlo efectivamente, esto puede ser la diferencia entre ganar y perder usuarios.