Industria del retail abraza tecnología de video con el ojo en el futuro

Andrei Junqueira gerente de Desarrollo de Negocios de Axis Communications para América del Sur.

Andrei Junqueira gerente de Desarrollo de Negocios de Axis Communications para América del Sur.

El sector del retail se ha posicionado como un motor de la economía Sudamericana en los últimos años. Un estudio publicado recientemente por la consultoría Deloitte muestra que actualmente dentro de las 250 más poderosas del sector retail en el mundo, se encuentran 10 empresas latinoamericanas, pero el potencial es alto: la región registró la segunda mejor tasa de crecimiento anual compuesto en el sector retail entre el 2008 y el 2013. Esta clara tendencia al alza está dada gracias, en parte, a la sostenida expansión local y regional de las principales cadenas del sector. Pero algunas cadenas van a crecer más que otras, incluso según el nivel de inversión en nuevas tecnologías para reducir pérdidas y ampliar la tasa de conversión en compras.

Junto con el dinamismo que aporta a la economía y el mercado laboral, este crecimiento conlleva nuevos desafíos en la competitividad, la diferenciación y la generación de nuevas propuestas de valor para cautivar las preferencias de los consumidores.

Uno de los mayores desafíos es ampliar el porcentaje de personas que, al entrar en una tienda, compren algo. Otro problema actual es evaluar la efectividad de campañas de marketing y el posicionamiento más atractivo de productos en un supermercado, por ejemplo.

Resulta evidente que la videovigilancia IP ha sido un gran aliado en términos de seguridad, a la hora de ofrecer una repuesta frente a robos y fraudes que pueden generar pérdidas millonarias, así como velar por la protección de los activos e infraestructura, generando un entorno más seguro para los clientes, lo que redunda en una atractiva experiencia de compra.

Pero las cámaras IP de la actualidad, junto con ofrecer un diseño cada vez más discreto, que se ajusta a las características físicas de las tiendas minoritas o supermercados, también cuentan con procesamiento de datos y funcionalidades incluidas en el propio dispositivo, transformándolas en verdaderas “aplicaciones inteligentes”. Es una tendencia que el sector está descubriendo poco a poco y que puede impactar sus ganancias.

La gran tendencia que hoy se visualiza en este mercado es la capacidad de integrar nuevas soluciones analíticas para el procesamiento de datos que redunde en mejores estrategias para el negocio, como es el caso del conteo y registro de personas, o el monitoreo de productos para la gestión de la cadena de abastecimiento. Son herramientas útiles para mejorar las ventas y la disponibilidad de productos, así como para organizar el personal y evitar demoras en las cajas o centros de pago.

Adicionalmente, en algunas cadenas del sector ya se está utilizando la tecnología para realizar Mapas de Calor (Heatmaps), que se nutren de imágenes provistas por las cámaras para abastecer una fuente de información certera sobre el flujo de los clientes en la tienda. Ese análisis en tiempo real permite entender la interacción que tienen con los productos con el fin de mejorar el diseño de los locales y la distribución de mercancías (layout), así como evaluar nuevas promociones y campañas de marketing.

La tendencia es creciente; en Reino Unido una encuesta de los principales negocios y cadenas minoristas reflejó que un tercio de ellas adoptaron soluciones bajo el estándar IP, mientras que el 60% planificó invertir en este tipo de tecnologías para realizar la transición hacia el mundo digital.

A nivel local, Sodimac en Argentina y Ripley en Chile – específicamente su tienda en el Mall Costanera Center- ya han instalado redes de cámaras IP con calidad HD para detectar los fraudes y robos que puedan ocurrir dentro de sus dependencias, y ya están utilizando aplicaciones analíticas de interés comercialcomo el conteo de personas.

Estos ejemplos nos ilustran cómo los gerentes y administradores del retail están tomando conciencia de la importancia de invertir en éstas y otras tecnologías para marcar la diferencia en este competitivo escenario y posicionarse como líderes frente a sus clientes y el mercado en general.