Conatel simplifica trámites administrativos mediante firma electrónica

La Comisión Nacional de Telecomunicaciones se une al conjunto de instituciones de la Administración Pública que utilizan la firma electrónica en beneficio del pueblo y para trabajar en consonancia con las políticas del Ejecutivo Nacional, que plantean la simplificación y optimización de diferentes trámites administrativos, dando además cumplimiento a la Ley de Infogobierno.

Firma ElectronicaLa configuración de la firma electrónica de Conatel estuvo a cargo de la Fundación Instituto de Ingeniería para Investigación y Desarrollo Tecnológico (FII), ente adscrito al Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, que provee esta herramienta con la acreditación de la Superintendencia de Servicios de Certificación Electrónica (Suscerte).

Daniel Pérez, funcionario de la FII, detalló que la emisión de la firma es bastante rápida y sencilla. “Lo que toma más tiempo es la configuración de la computadora que debe cumplir con unos requisitos específicos. El resto de la operación lo completa el propietario de la firma al llenar un cuestionario web en el que vaciará sus datos personales. Todo esto conformará la identidad de su firma y lo vinculará a su dispositivo criptográfico”, explicó.

Asimismo, resaltó que el uso de la firma establece un compromiso con el usuario final e impone deberes a quien la emite. “Esta tecnología cumple con dos principios: Identidad y No repudio. El primero te garantiza que el archivo adjunto en tu correo electrónico lo rubricó la persona autorizada. El segundo evita que quien firmó diga posteriormente que no lo hizo”.

El funcionario de la Fundación Instituto de Ingeniería recordó que esta herramienta garantiza que los trámites se realicen con rapidez y sin intermediarios, disminuye el riesgo de extraviar documentos y fomenta la interoperabilidad. En una primera fase, la firma beneficiará a los radioaficionados autorizados por Conatel y a los participantes de los cursos de formación, sin embargo, paulatinamente se extenderá su uso a otros servicios que ofrece la Comisión.

Por otra parte, Pérez mencionó algunos casos de éxito en el uso de la firma electrónica dentro del Gobierno Nacional. “El Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Saren) utiliza la firma para emitir documentos internos, pero están trabajando para que, a futuro, esta herramienta beneficie a la ciudadanía que diariamente realiza trámites ante esa institución. Incluso, Mercal lo utiliza para certificar constancias de trabajo y varias universidades nacionales están emitiendo diplomas de cursos y postgrados por esta vía”.

A pesar de las innumerables ventajas que ofrece esta herramienta, Pérez asegura que el principal obstáculo que enfrenta es la resistencia al cambio. “Muchas personas no creen en la veracidad de los documentos, no sólo ciudadanos que realizan algún trámite, sino también funcionarios de la Administración Pública. A estas personas hay que recordarles que esta tecnología simplifica los trámites y acaba con los gestores”.