América Latina tendrá una brecha de 32 por ciento de profesionales en TIC para 2019, según el estudio de Habilidades en Redes

América Latina tendrá una brecha de 32 por ciento de profesionales en TIC para 2019, según el estudio de Habilidades en Redes

  • Los profesionales que se requieren deben saber sobre nuevas tecnologías relacionadas a IoT/Digitalización
  • Otras habilidades no técnicas, como el dominio del inglés, son también requeridas
  • El número de compañías sin mujeres en el área de TIC alcanza casi 16 por ciento

En Latinoamérica la demanda de profesionales con habilidades TIC rebasará la oferta y harán falta 449,000 empleados de tiempo completo para 2019, de acuerdo con el estudio sobre Habilidades en Redes en América Latina, comisionado por Cisco a la empresa IDC.

cisco-earningsEsta brecha hace

que las compañías y los gobiernos enfrenten el reto de encontrar profesionales con las habilidades correctas, que les permitan impulsar la innovación para ser competitivos globalmente.

El estudio analiza la disponibilidad de profesionales con habilidades TIC en la región entre 2015 y 2019 en 10 países: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, México, Perú y Venezuela. En 2015, había una brecha de 474,000 profesionales en redes en la región y, a pesar de que esto representa un ligero decrecimiento de 1.4 por ciento en la demanda pronosticada para 2019, la evolución de las redes y el camino a la digitalización representan nuevos retos profesionales, requiriendo habilidades más amplias para desarrollar y manejar infraestructuras de redes robustas y flexibles.

Las habilidades necesarias en tecnologías emergentes de redes incluyen video, nube, movilidad, centros de datos y virtualización, big data, ciberseguridad, IoT y desarrollo de software; además de las habilidades básicas en redes tales como conocimiento de switching y routing, seguridad, redes inalámbricas, comunicaciones unificadas y colaboración.

Adicionalmente los profesionales en TIC que se requieren, deben desarrollar otras habilidades no técnicas tales como el dominio del idioma inglés, trabajo en equipo, resolución de problemas, administración de proyectos, creatividad e innovación, capacidad de comunicación y una actitud emprendedora. Lo anterior muestra que los profesionales de redes necesitan combinar habilidades técnicas y no-técnicas para apoyar el crecientemente complejo ambiente de negocios.

Otro dato relevante en el estudio está relacionado con la inclusión de la mujer. En promedio, la participación femenina en equipos de redes en las organizaciones es del 13.3 por ciento; y hay un 15.7 por ciento de empresas que no tienen mujeres en sus equipos de trabajo en esta área. De acuerdo con la UNESCO, las mujeres suman el 31 por ciento del total de estudiantes en carreras de Ciencias de Cómputo e Ingeniería en América Latina, por lo que aún hay oportunidades de mejora en esta área.

La brecha detectada por país en el estudio es la siguiente:

  • Argentina: En 2015 tuvo un faltante de 13,580 empleados de tiempo completo (FTE) con habilidades en redes y para 2019 se espera sea de 12,771. En el caso de los profesionales con habilidades en tecnologías emergentes la brecha será de 82%.
  • Brasil: En 2015 tuvo un faltante de 195,365 FTE y para 2019 se espera sea de 161,581. En el caso de los profesionales requeridos en tecnologías emergentes la brecha es del 59%
  • Chile: En 2015 tuvo un faltante de 19,513 FTE y en 2019 será de 5,302 y tendrá una brecha de 79% de profesionales con habilidades en tecnologías emergentes
  • Colombia: En 2015 tuvo un faltante de 28,530 FTE y en 2019 será de 25,195 FTE. El faltante de profesionales con habilidades en tecnologías emergentes será de 66%
  • Costa Rica: En 2015 tuvo un faltante de 4,898 FTE y en 2119 será de 3,566, con una brecha de 74% de profesionales con habilidades en tecnologías emergentes
  • Ecuador: en 2015 tuvo un faltante de 8,669 FTE y en 2019 será de 9,201. Y será de 62% la brecha de profesionales requeridos con habilidades en tecnologías emergentes
  • México: en 2015 tuvo un faltante de 157,934 FTE y en 2019 será de 148,052.  Y tendrá una brecha de 49% de profesionales con habilidades en tecnologías emergentes
  • Perú: En 2015 tuvo un faltante de 15,352 FTE y para 2019 será de 17,148, con una brecha de 94% de profesionales con habilidades en tecnologías emergentes
  • República Dominicana en 2015 tuvo un faltante de 6,090 FTE y en 2019 será de 6,639. El faltante de profesionales con habilidades en tecnologías emergentes será de 65%
  • Venezuela: En 2015 tuvo un faltante de 7,826 FTE y para 2019 la cifra será de 23,167.

De acuerdo con el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en promedio, los países en América Latina que incrementen la penetración de banda ancha en 10 por ciento tienen un incremento asociado de 3.19 por ciento de su producto interno bruto. Por esta es razón, entre otras, es muy importante realizar un esfuerzo conjunto entre la academia, el gobierno y el sector privado para contribuir a mejorar el número de profesionales con habilidades TIC que ayuden a acelerar el crecimiento económico, mejoren la productividad y permita la creación de nuevos empleos.

Metodología del estudio

IDC realizó 760 entrevistas en 10 países en América Latina: Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, República Dominicana, Ecuador, México, Perú y Venezuela. Las entrevistas fueron segmentadas por vertical de industria y tamaños de segmento: gobierno, cuidado de la salud, educación, telecomunicaciones, servicios financieros, manufactura, venta al mayoreo y menudeo, medios de comunicación y radiodifusión, industria editorial, viajes, transporte y distribución, recursos y servicios, y compañías con más de 100 empleados.

Los encuestados fueron seleccionados con base en sus responsabilidades en redes de infraestructura y administración, involucrados en el diseño de redes, operación y mantenimiento, instalación y soporte.

Las entrevistas fueron realizadas en la lengua nativa de los encuestados (español y portugués). Para estimar la brecha de habilidades en redes, IDC diseñó un modelo que consideró prácticas de investigación de IDC continuas acerca de redes y tecnologías de la información, así como fuentes de datos con los resultados de las entrevistas para ofrecer una visión precisa de la oferta y demanda de habilidades.

Frases de soporte:

  • Tae Yoo, Vicepresidente Senior Asuntos Corporativo

“Compañías como Cisco, así como gobierno, instituciones educativas y otras organizaciones, todas tienen un papel que desarrollar si queremos tener éxito. Debemos trabajar juntos para desarrollar competencias y capacidad que permita a todas las personas – sin importar su nivel socioeconómico o género – para tener dominio, éxito y dirigir en una economía digital”

  • Jordi Botifoll, Presidente de Cisco para América Latina y Vicepresidente Senior en Américas:

“Nos estamos moviendo a una era de digitalización acelerada. Donde la tecnología conecta todo – gente, procesos, datos y cosas. Estas conexiones crearán un impacto sustentable en cada aspecto de la sociedad. Al adoptar la digitalización, América Latina puede llegar a ser un líder en la generación de empleos, inclusión social, investigación y educación. Pero necesitamos trabajar juntos para cubrir la brecha de habilidades. Una forma de hacerlo es a través de Cisco Networking Acadmy organización que trabaja con instituciones de enseñanza, centros comunitarios y gobiernos para ofrecer entrenamiento técnico y para el desarrollo de habilidades. El currículo, que se adapta a las tendencias tecnológicas, está actualmente enfocado en tecnología de redes, seguridad, Internet de las Cosas (IoT).  De los seis millones que han tomado cursos desde 1997, un millón está en América Latina. Este programa está ayudando a la gente en toda la región a obtener las habilidades que requieren para tener éxito en un mundo conectado”.