La inteligencia artificial llega a los cauchos gracias a Tesloop y Goodyear

  • Las empresas aplicarán el aprendizaje automático en los neumáticos en Teslas

Goodyear Tire & Rubber Company firmó un acuerdo tecnológico con Tesloop Inc  para estudiar y diseñar el desempeño de los cauchos basado en la información generada por el servicio de movilidad entre ciudades.

Tesloop opera una flota de vehículos Tesla semi-autónomos que ofrecen un servicio compartido de transporte de pasajeros para distancias entre 80 y 500 kilómetros.

Tesloop-y-GoodyearDesde su lanzamiento en julio del 2015, Tesloop ha estado recolectando datos valiosos en los recorridos de esta flota, que utiliza exclusivamente neumáticos Goodyear, y que hoy alcanzan los 32,187 kilómetros por mes en cada vehículo. El primer vehículo de la compañía en servicio, un Tesla 2015 Modelo S, está pasando la marca de 402,336 kilómetros de recorrido.

“Aprovechando nuestro profundo conocimiento y experiencia en diseño de neumáticos, pruebas y operaciones de flota, nuestro objetivo es asegurar que podemos ofrecer la gama más innovadora de tecnologías y servicios relacionados con neumáticos para la próxima generación de flotas de movilidad de pasajeros”, dijo Jim Euchner, vicepresidente de innovación global de Goodyear.

Rahul Sonnad, CEO de Tesloop agregó: “En los próximos años, creemos que todos los servicios líderes de movilidad de pasajeros migrarán a plataformas de vehículos autónomos, eléctricos y motores sobrealimentados. Esto reducirá drásticamente el costo del transporte del coche, aumentará las millas conducidas y permitirá que los coches funcionen casi 24 horas diariamente”.

Las próximas investigaciones tecnológicas se centrarán en la creación y validación de modelos predictivos para el desgaste de los cauchos utilizando sistemas de aprendizaje predictivo basados en la nube. Otro objetivo es crear indicadores automáticos para optimizar los procedimientos de mantenimiento de los mismos.

“En Goodyear, sabemos que la capacidad de recopilar información en tiempo real sobre la carretera, las condiciones de conducción y los patrones de conducción jugarán un rol cada vez mayor en la optimización del rendimiento de los neumáticos para vehículos autónomos”, dijo Euchner.  Finalmente, Sonnad afirma que “Con la llegada de los coches autónomos, eléctricos y conectados, el mundo del automóvil está viviendo su mayor transformación en los últimos 100 años”.