eSIM da impulso a dispositivos de consumo

  • Los eSIMs están actualmente causando un verdadero buzz en el mundo de la conectividad y de la movilidad. ¿Cómo se diferencian de un SIM tradicional?
Pierre Barrial, VP de la unidad de negocios MNOs de OT-Morpho

Pierre Barrial, VP de la unidad de negocios MNOs de OT-Morpho

Los eSIMs constituyen un gran avance en comparación con las tarjetas SIM removibles tradicionales. La parte física y la parte de software del eSIM son separadas. Ellos no son solo soldados directamente en objetos como relojes, tablet y teléfonos, sino también pueden ser reprogramados remotamente. El componente físico, que garantiza seguridad, ahora ocupa menos espacio dentro de los objetos, permitiendo que sean más pequeños y más resistentes al agua. El aspecto de reprogramación abre camino para brindar mayor flexibilidad a los consumidores y hace parte de la transformación digital que ocurre entre las operadoras.

O sea, ellos permiten que un gran número de objetos anteriormente desconectados sean conectados a redes de celulares, permitiendo innumerables nuevos y potenciales usos. Esta capacidad de incorporar un eSIM a cualquier objeto abre una amplia gama de posibilidades para OEMs (fabricantes de equipos originales) y usuarios.

Además de eso, la conectividad celular ofrece una cobertura muy amplia y una calidad de servicio mucho más grande de que las conexiones Wifi usadas anteriormente por la mayoría de los objetos conectados secundarios. Y ahora ellos pueden disfrutar de esta conectividad de forma autónoma. Eso también significa mayor flexibilidad e rapidez para los usuarios. Hasta ahora, los usuarios tuvieron que cambiar de tarjeta SIM cuando cambiaron de operadora. Eso no es necesario con los eSIMs. Eventualmente, ellos podrán escoger la red a ser conectada por un determinado período y dependiendo de su localización, a fin de beneficiarse del mejor servicio a la tasa local, visualizando las redes disponibles en su dispositivo como hacen con Wifi en la actualidad.

Esta simplicidad de uso representa, en mi opinión, un enorme cambio en comparación con las prácticas actuales. Un turista podrá escoger mantener el perfil de su operadora inicial, bajo un acuerdo de roaming tradicional, sino también conectándose a la red de la operadora local. Cuando vuelva a casa, solo bastará reactivar el perfil de su operadora nacional. El usuario disfrutará de la conectividad sin tener que alterar físicamente el SIM.

El eSIM altera, por lo tanto, el equilibrio anteriormente establecido entre MNOs, OEMs y usuario, trayendo beneficios para todos, en mi opinión. Si bien en un primer momento la tecnología parezca desfavorable para MNOs, ya que los clientes pueden ser menos leales que antes, en realidad, los eSIMs darán a las operadoras la capacidad de conectar muchos más objetos y, por lo tanto, crear mucho más transacciones.

Las operadoras pasarán, por lo tanto, a administrar los flujos logísticos proyectados para vender un producto físico – tarjetas SIM tradicionales – para el abastecimiento de una plataforma de download donde usuarios podrán obtener una nueva firma o adicionar nuevos objetos con solo una firma existente. Ellos podrán desarrollar nuevas estrategias, ofreciendo servicios verticales destinados a empresas y usuarios, como servicios de gestión de flotas de equipos en el dominio industrial o abastecimiento de conectividad para el sector automotriz.

En este contexto, las OEMs están posicionándose, más que nunca, como socios especiales para MNOs, una vez que su papel sea producir productos de alta conectividad que respondan a las expectativas de los consumidores y a la gama de servicios de las operadoras. Por ejemplo, el 70 % de las tablet producidas en todo el mundo hoy están conectadas vía Wifi. Una vez equipadas con un eSIM, ellas serán capaces de conectarse en cualquier lugar, aún así en áreas sin Wifi.

*Pierre Barrial es VP de la unidad de negocios MNOs de OT-Morpho