ONCOALIADO Y VIAJAMOR de la mano

Las estadísticas demuestran que en Venezuela la mortalidad por cáncer ha ido en aumento desde el 2013. Esta agresiva enfermedad afecta a todos por igual, sin distingos de sexo ni edad, pero es especialmente cruel entre los grupos más débiles: los niños y la tercera edad.

Viajamor-y-OncoaliadoEn Cantaura, Estado Anzoátegui – Venezuela, ya van 4 años de actividades de la “Fundación ONCOALIADO Carmen Moreno de Gónzalez”, dedicada a ayudar a los pacientes más necesitados y a divulgar la necesidad de la prevención y la detección temprana de la enfermedad.

La Profesora Moreno de González, falleció víctima de este flagelo, pero en lugar de rendirse al ser diagnosticada, decidió dedicarle el resto de su vida a luchar para ayudar a otros pacientes. Ella entendió que además del problema médico, hay una dimensión humana que debe ser atendida y por eso Oncoaliado despliega su eslogan: “El lado humano de la Oncología”. Hermoso gesto que la enaltece. Su esfuerzo ha sido continuado por sus hijas Lisbeth y Ligney, quienes desde Cantaura realizan una titánica labor educativa, asistencial y promocional para colaborar con los pacientes que padecen esta terrible enfermedad.

Durante el año 2016 se registraron más de 50 mil venezolanos con cáncer y el 50% de ellos fallecieron a causa de la enfermedad. Muchos pudieron salvar sus vidas o al menos prolongarlas con una mejor calidad, si hubieran contado con auxilio oportuno. Hoy, el problema se hace más agudo por la escasez de medicinas y fármacos necesarios. Es una tarea difícil y penosa que se lleva adelante con una ingeniosa fórmula de enlistar colaboradores, como particulares y empresas privadas.

ALIANZA EN PRO DE LA SALUD

Entre ellos, destaca la agencia de viajes VIAJAMOR, un emprendimiento de Delvia Mercedes Morón Graterol, una venezolana radicada en España, que se dedica a colaborar con los viajeros y sus necesidades, con un novedoso estilo de “ponerse en los zapatos del cliente”.

En este emprendimiento no existen vendedores, más bien cuentan con un equipo de “Dream Travel Makers”, algo así como “Fabricantes de viajes soñados”. Esa fórmula les ha traído muchos éxitos porque se empeñan en resolver los problemas del pasajero, en lugar de complicárselos. Hacen equipo con el viajero y juntos logran volver realidad eso del viaje más placentero.

Y como juntos se hace más, Morón insiste en que se puede estar en la distancia, pero con el corazón en Venezuela. Así que VIAJAMORse unió al grupo de ONCOALIADO desde sus inicios y por cada ingreso que reciben por su trabajo, una parte va directamente a las finanzas de la Fundación ONCOALIADO. Es decir, cada viajero que adquiere cualquier producto de VIAJAMOR, está colaborando directamente a mejorar la calidad de vida de los pacientes con cáncer que apoyan la fundación ONCOALIADO. Un ejemplo de responsabilidad social empresarial que bien vale la pena seguir.

Con la ayuda de VIAJAMORy de otras empresas y personas, ONCOALIADO se apresta a celebrar un año más de actividades este mes de Septiembre, con el objetivo de ayudar a pacientes de cáncer y sus familiares durante cada una de las etapas de la enfermedad, desde los análisis para detección temprana, así como apoyo para el tratamiento médico y psicológico para el paciente y sus familiares, ya que una persona enferma necesita estar cerca de su familia y en la comodidad de su hogar.