Black Friday y Cyber Monday: cómo hacer para que las ofertas no se transformen en una trampa

ESET advierte sobre las amenazas más frecuentes que suelen utilizar los días de rebajas y oportunidades de compra para los usuarios.

eset 2Faltan pocos días para que las principales marcas ofrezcan grandes rebajas online. Por tal motivo, muchos de los usuarios intentan aprovechar estas oportunidades sin percatar que algunas podrían terminar siendo una trampa. En este contexto, ESET, compañía líder en detección proactiva de amenazas, comparte algunas recomendaciones que ayudarán a mantener a salvo a los compradores desprevenidos:

1. Usa una conexión segura

No todas las conexiones a Internet son lo suficientemente seguras como para efectuar pagos online. Las redes Wi-Fi abiertas disponibles en lugares públicos no son las mejores opciones para las compras en un Black Friday o Cyber Monday. Una alternativa más segura es acceder a tu e-shop favorito mediante tu plan de datos personal o la red de tu hogar.

2. Protege tus dispositivos

Usa un dispositivo confiable, ya sea tu computadora, tablet o smartphone, ya que podrás detectar con mayor facilidad irregularidades en su funcionamiento. Además, mantén actualizado tu sistema operativo y aplicaciones a fin de corregir vulnerabilidades que podrían potencialmente utilizarse de manera abusiva.

Por último, pero no por eso menos importante, instala una solución de seguridad confiable con múltiples filtros de protección y que, idealmente, también pueda ofrecerte protección para tus operaciones banca y pagos online.

3. Sé cauteloso respecto de ofertas falsas

Si recibes una oferta de Black Friday o Cyber Monday que parece demasiado buena para ser real, es muy probable que se trate de un engaño. Los increíbles descuentos y promociones que llegan a tu bandeja de entrada son comunes durante la temporada de fin de año y puede que muchos de ellos sean falsos, con el objetivo de seducir a las víctimas con páginas web falsas que cosechan información confidencial (tal como números de tarjeta de crédito) o datos de cuentas.

Los atacantes utilizan un sinnúmero de medios para intentar hacer llegar estos enlaces falsos a la mayor cantidad de usuarios. Por ejemplo, sitios falsificados, banners, publicaciones en redes sociales, mensajes en chats o aplicaciones de mensajería. Para evitar problemas, accede a tiendas en línea que conozcas, ingresando la URL correcta directamente en la barra del navegador.

En suma, en esta época debes intensificar la precaución antes de hacer clic.

4. Verifica siempre la URL

De ser posible, opta por marcas confiables y respetadas que ofrecen un entorno de compras seguro y pueden ayudarte a resolver posibles inconvenientes. Pero no bajes la guardia incluso cuando visites una marca conocida. Los estafadores pueden crear páginas falsas que tienen una apariencia casi idéntica a las originales.

Para evitarlo, mira atentamente la URL. Las URL falsas pueden identificarse fácilmente ya que utilizan direcciones diferentes a las páginas oficiales que intentan imitar. También es importante verificar los certificados y que las conexiones se realicen a través de protocolos seguros como HTTPS.

5. Usa una tarjeta de crédito o servicios de pago seguros

Es más seguro efectuar una compra online con tarjeta de crédito o mediante un servicio de pago online, ya que no implica el uso de dinero de tu cuenta corriente o caja de ahorro. Incluso en el lamentable caso de que ocurra una operación fraudulenta, el banco o el servicio podrá parcialmente explicar el daño o resarcirte.

Aplicando buenas prácticas todos los usuarios podrán comprar seguro desde la comodidad del hogar. Si por el contrario, la decisión es ir con la multitud a comprar a una tienda física… ESET te acerca una divertida guía para sobrevivir al Black Friday y Cyber Monday.