Era de los algoritmos: marca la muerte de la era del social media

Tomado de ITCONNECT.LAT

Muchas de las cosas a las que nos enfrentamos a diario, no están reguladas por la voluntad humana, estamos regidos bajo el diseño de algoritmos matemáticos que toman decisiones sin intervención humana.

La industria y la innovación nos empujan de manera poco convincente a un escenario regulado por algoritmos opacos, no regulados y en muchos casos, de dudosa eficiencia.

El Ing. Pablo Abdian, plantea el análisis de la ética de los algoritmos

Ing. Pablo Abdian – CEO de MOTOTECH

Algunos destellos de discriminación racial, de género, edad o salud comienzan a tomar fuerza en procesos de selección para ocupar posiciones de relevancia en puestos claves de las diferentes industrias.

La equidad que todos nos prometimos en la era del social media, la esperada inclusión digital y financiera universal, hoy perece frente a los pies de un mercado que deja ver la parte más oscura del Big Data.

Estamos frente a una gran transformación social, en dónde cada aspecto de la vida será tomado en cuenta y va a marcar la suerte de las personas.

Un mundo totalmente conectado irradia la muerte de la privacidad y manifiesta un modelo de selección arbitrario que obedece a las premisas establecidas por un modelo matemático fríamente calculado, que debe ser tamizado bajo un nuevo esquema ético, que nos aleje de cualquier atisbo de neonazismo digital.

Armas Matemáticas

Los algoritmos son armas inteligentes que, utilizados contra la gente convertirán en letales las amenazas de Kim Jong-un al occidente moderno.

Los modelos matemáticos aplicados a la opinión pública nos demuestran que son la mayor amenaza a nuestro sistema de vida, y conforman un peligroso coctel para el juego democrático de las naciones.

No quiero vivir en un mundo que determine nivel de humanismo que pueda tener mi vejez en base al análisis de probabilidades que el estudio de los grandes datos de mi vida determine.

El sistema político latinoamericano, debe decidir que tipo de camino tomaremos para ser parte activa de la economía del conocimiento.

Si queremos tomar un modelo que utilice la tecnología para bajar costos oscuros de la administración, generando un ámbito de equidad que garantice la libertad de pensamiento y de oportunidades, debemos amalgamar la política, la ciencia y la tecnología para trazar un camino ético que nos aleje de las amenazas.

Por Ing. Pablo Abdian – CEO de MOTOTECH

Tomado de ITCONNECT.LAT