Servidores en nube pagando lo que se necesita y en Bolívares

Venezuela Hosting pone a la disposición de sus usuarios un servicio de Cloud Server con control asegurado100% escalable, con recursos a demanda y pagando sólo lo que se requiera.

datacenter-web1-300x224En Venezuela Hosting ofrecemos servidores dedicados con prestaciones acordes al mercado actual, “recientemente hicimos una reingeniería de nuestros planes para ajustarnos aún más a las necesidades de nuestros clientes, logrando que nuestra oferta comercial sea más atractiva, en bolívares y con recursos adaptables a cualquier necesidad”, abre diálogo Gabriela Morán, Gerente de Producto para Venezuela Hosting.

AUMENTANDO RECURSOS

Cloud Server es un servidor dedicado para pequeñas y medianas empresas.

Ahora, nuestro servicio de Cloud Server es más económico y accesible, ya que nuestros usuarios pueden cancelarlo en bolívares y según su necesidad; además, el cliente podrá crear infinidad de aplicaciones en el Cloud, porque hemos incorporado más recursos y hemos mejorado nuestras prestaciones, explica Morán.

Los Cloud Servers tienen la particularidad de poder admitir un sinfín de aplicaciones; nuestros clientes llegan con proyectos de emprendimiento interesantes, con requerimientos específicos de correo electrónico empresarial o servicios de backup, y todos han podido cubrir sus expectativas satisfactoriamente, tenemos una gran cantidad de casos de éxito que hablan y recomiendan nuestra infraestructura a los venezolanos, apunta.

“Nuestros planes cloud son managed, esto quiere decir que son entregados listos para usar y de ser necesario asistir a nuestros clientes con la instalación de aplicaciones de terceros nuestros ingenieros se encuentran a disposición para cubrir esta actividad y así brindar atención personalizada a los clientes”.

En Venezuela Hosting contamos con nuestro propio centro de datos ubicado en Boca Ratón, al sur de la Florida, EE.UU, y esto hace posible brindar una mejor propuesta de calidad de servicios, dando respuesta a las máximas exigencias tecnológicas, y garantizando siempre la operatividad ante cualquier eventualidad, concluye.